Eurodolares

| 13 julio, 2011 | 0 Comentarios

Los Eurodólares son depósitos denominados en dólares estadounidenses que se mantienen en bancos fuera de los Estados Unidos, y por lo tanto no están bajo la jurisdicción de la Reserva Federal. En consecuencia, estos depósitos están sujetos a una menor regulación que depósitos similares en los Estados Unidos, lo que permite mayores márgenes de ganancia. No hay nada “europeo” sobre los depósitos en eurodólares; un depósito en dólares en Tokio o en Caracas también se considerará un depósito en eurodólares. Tampoco existe ninguna relación con el euro. El término fue acuñado originalmente para los dólares que se encontraban en los bancos europeos, pero se amplió a lo largo de los años a su definición actual.

Historia

Después de la Segunda Guerra Mundial, la cantidad de dólares estadounidenses fuera de los Estados Unidos aumentó enormemente, como consecuencia tanto del Plan Marshall como de las importaciones de los Estados Unidos, que se había convertido en el mercado consumidor más grande después de la Segunda Guerra Mundial. Como consecuencia, enormes sumas de dólares se encontraban bajo la custodia de los bancos extranjeros fuera de los Estados Unidos. Algunos países extranjeros, incluida la Unión Soviética, también tenían depósitos en dólares en los bancos estadounidenses, concedidos en certificados.

Durante el período de la Guerra Fría, especialmente después de la invasión de Hungría en 1956, la Unión Soviética temió que sus depósitos en los bancos norteamericanos fueran congelados en represalia, por lo que decidió trasladar algunos de sus bienes al Moscow Narodny Bank, de propiedad soviética con directiva y jurisprudencia británica. El banco británico depositó entonces el dinero en los bancos de Estados Unidos. No había ninguna posibilidad de confiscar ese dinero, porque pertenecía al banco británico y no directamente a los soviéticos. El 28 de febrero de 1957, la suma de 800.000 dólares fue transferida, creando el primer depósito en eurodólares.

Dato Adicional

En la banca de los Estados Unidos, los eurodólares son una opción popular para lo que se conoce como “sweeps“; es decir, las cuentas de re-inversión de fondos inactivos. Por ley, los bancos no están autorizados a pagar intereses a las cuentas corrientes corporativas. Para dar cabida a las grandes empresas, los bancos pueden transferir de forma automática —hacer “sweeps”— de los fondos de la cuenta corriente de una empresa a una opción de inversión overnight para ganar con rapidez los intereses que devengan esos fondos.

Tags: , , , ,

Categoría: General

Deja un comentario


Logo FinancialRed